Ser más persistente
©: niserin / 123RF Stock Photo

La mayoría de nosotros somos buenos estableciendo metas, pero no llegando a las mismas.

Así sea comenzando un negocio, aprendiendo un nuevo idioma o aprendiendo a ser experto tocando un instrumento musical, inconscientemente amamos comenzar cosas sin finalizarlas.  Una de las grandes razones por la cuales nunca conseguimos llegar a nuestras metas es por la falta de motivación y persistencia.

Empezamos nuestra jornada con optimismo abundante, pero sin estar preparados mentalmente para los obstáculos inevitables que aparecen en el camino.

A continuación 6 formas poderosas de ser más persistente, de manera que no te rindas nuevamente.

1. Ten una gran visión.

Todo comienza con este principal paso.

Sin una mayor visión y propósito que sea superior a ti, te retirarás apenas se presenten las primeras dificultades,  ya que inevitablemente caerás.  Por otro lado, cuando estás intentando lograr algo con una visión y  propósito que va más allá, la presión de lograrlo te ayudará inconscientemente.

Por ejemplo, si estas intentando aprender un nuevo idioma por un tema de conexión con tu pareja de vida, es mucho más seguro que persistas ya que tu relación está en juego.

Si estas intentando perder peso, piensa en la seguridad y la felicidad que vas a sentir. Pero más importante, piensa en la repercusión que esta meta pueda tener con las personas que quieres.

Cambiando de una meta precisa a una meta con un propósito mayor que afecta a las personas que amas, te ayudará a enfocarte más en lo que obtendrás, en vez de pensar en lo difícil que es.

2. Ten personas que te apoyen.

Hay dichos populares que dicen: “Si quieres llegar rápido, ve de tu cuenta.” “Si quieres llegar lejos, vayan juntos”.

Las personas más exitosas en el mundo, todas tienen personas que los apoyan a mantenerse motivados y persistentes, desde mentores o “coachers” personales, colaboradores, asistentes, etc.

Más importante aún, es que te debes rodear de personas que ya hayan conseguido lo que tu deseas conseguir.  No solamente esto afectará la velocidad de aprendizaje, pero la ciencia ha demostrado que esto impactará tu persistencia cuando las cosas se tornen difíciles.

Cuando tienes un propósito bien definido, con un estado de certeza de que puedes lograrlo, influyes en algo que se llama Sistema de Activación Reticular,  que ayuda a nuestro cerebro a decidir en que información enfocarse y que eliminar.

En resumen, tu mente empieza a enfocar tu energía en lograr la meta, en vez de pensar en distracciones que no ayudan como las dudas y los miedos.

3. Ten una mentalidad de crecimiento.

Para poder lograr nuestras metas, frecuentemente debemos quitarnos de nuestro propio camino.

Según estudios científicos e investigaciones, se dice que las personas tienen dos tipos de mentalidades. Quizás posees una mentalidad de crecimiento, donde prosperas ante los desafíos para lograr el éxito. Por otro lado, pudiera ser que tienes una mentalidad fija, donde piensas que naciste con un conjunto definido de talento y no hay mucho que puedas hacer para cambiarlos.

¿Que tipo de mentalidad tienes?

Mentalidad de CrecimientoMentalidad Fija
Puedo aprender lo que yo quiera.Si soy bueno en eso estoy, si no, no.
Cuando me frustro, persevero.Cuando me frustro, me rindo.
Me gustan los desafíos y los retos. No me gustan los desafíos y los retos.
Cuando fallo en algo. Aprendo.Cuando fallo en algo, es que no soy bueno en eso.
Dime que me esfuerzo.Dime que soy inteligente.
Si tienes éxito. Me inspiro.Si tienes éxito. Te siento una amenaza.
Mi esfuerzo y actitud determinan todo.Mis habilidades determinan todo.

En otras palabras, deberíamos enfocarnos en celebrar los pequeños logros y el progreso, sabiendo que continuaremos mejorando.

4. Programa tus cosas.

Las personas más exitosas en el planeta, incluyendo emprendedores billonarios, atletas olímpicos y profesionales de clase mundial, todos utilizan una programación para las prioridades de su día a día.

¿Por qué una programación es lo opuesto a una lista de tareas que hacer?

De acuerdo a una investigación, hay algunas limitaciones y debilidades en la lista de tareas.

  • La lista de tarea no indica el tiempo. Cuando tenemos una larga lista de tareas, tenemos la tendencia de posponer inconscientemente aquellas que no pueden ser terminadas en unos cuantos minutos, dejando estos items de la lista sin terminar. El estudio indica que el 41% de todas las listas de tareas que hacemos nunca son completadas.
  • No distingue entre urgente e importante. Una vez más, nuestro impulso debe ser pelear por lo urgente e ignorar lo importante.
  • Las listas de tareas contribuyen a tener estrés.  En psicología hay algo conocido como el efecto Zeigarnik, en el cual las tareas sin terminar contribuyen a pensamientos intrusos e incontrolables, haciéndonos recordar más lo que no completamos y olvidar casi por completo las tareas que logramos.  Así que, no es de asombrarse si nos sentimos abrumados durante el día y en algunas ocasiones hasta con insomnio por las noches.

En vez de esto, debemos prestar atención en programar nuestras prioridades. Lo que no se programa, no se llega a hacer.

5. Enseñar a otros.

¿Alguna vez  le has enseñado algo que haz aprendido a alguien y encontrado que es más fácil de recordar en el futuro?

Esto es porque cuando le enseñamos a alguien sobre algún tema específico, nuestro cerebro nos permite registrar la información más efectivamente que simplemente leyendo acerca de ese tema.

Un estudio muestra que las personas retienen:

5% de lo que aprenden cuando aprenden de una lectura.

20% de lo que aprenden de algo audiovisual

30% de lo que aprenden cuando ven una demostración

50% de lo que aprenden cuando están en un grupo de discusión.

75% de lo que aprenden cuando practican lo que aprenden

90% de lo que aprenden cuando le enseñan a alguien más a utilizar la información inmediatamente.

Esta investigación es especialmente para aquellas personas que estén adquiriendo una nueva habilidad.

Por ejemplo si deseas aprender a ser mejor orador en público, no solo mires otros hacerlo. Necesitas inmediatamente utilizar lo aprendido y tratar de enseñarle a alguien más lo que acabas de aprender.

O por otro lado, si estas aprendiendo un nuevo lenguaje, en vez de utilizar las interacciones con audio o aplicaciones del celular, trabaja tu maestro de idiomas o intercambia conversaciones con alguien que domine el idioma para practicar lo que has aprendido.

La clave para aprender con persistencia es usar lo aprendido (o perderlo).

6. Ten intereses.

¿Por qué es más probable que lleguemos tarde a una reunión con amigos que a una reunión de negocios?  Porque es más probable que nos despidan del trabajo. Como humanos, estamos naturalmente más motivados y comprometidos donde hay una consecuencia o un interés.

Un estudio indica que somos tres veces más influenciados por consecuencias negativas que por las positivas, así que intereses generados como por ejemplo debido a una perdida de dinero, son incentivos poderosos para utilizar como impulso hacia nosotros mismos.

Intenta tener a alguien que te apoye y comparte tus metas públicamente. La presión social de afectar tu reputación te empujará mucho más allá de lo que te imaginas a lograr tu meta.

Para ti.

¿Bajo que meta o nueva habilidad estas intentando ser persistente? ¿Cuál de estas estrategias utilizarás para lograr tu objetivo?

Nos encantaría leer sus comentarios.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.

Escritor y Coach, Emprendedor, Ingeniero en Sistemas y Músico. Diplomado en Psicología Positiva.

  • Dhairon

    Es verdad lo que dice tiene mucho sentido.

  • paola manosalvas

    un artículo genial, me concentraré en el canto coral y en mis estudios universitarios c: gracias por los consejos.

  • Jorge Ugarte Landaeta

    muchas gracias por tanto chicos un material muy bueno sigan asi saludos