redes sociales y las relaciones de pareja
©: kho / 123RF Stock Photo

Todos sabemos que desde hace varios años ya, el Internet ha pasado a ser parte fundamental de nuestras vidas. Bien sea por mero ocio o porque es parte de nuestro trabajo, actualmente casi todo lo hacemos en línea. Con el Internet, llegaron las redes sociales, que si bien lograr acercar a personas que están lejos, también pueden tener efectos negativos en las relaciones de pareja.

Para nadie es un secreto que las redes sociales llegaron para quedarse. En nuestros tiempos, casi todo el que tenga acceso a una conexión de Internet, utiliza alguna red social (o varias), con diferentes fines como promocionar su producto o marca, encontrar pareja, enterarse de noticias de todo tipo, reconectar con personas que están lejos, o simplemente compartir su día a día.

Lo cierto, es que el tiempo que dedicamos a las redes sociales, y muchas veces el contenido que allí compartimos, en la mayoría de los casos, es exagerado. El uso de estas redes se ha tergiversado al punto de que llegamos a compartir información sumamente personal, para luego arrepentirnos de haberlo hecho por diferentes razones.

Y es allí, donde principalmente se originan los conflictos en las relaciones, especialmente las relaciones de pareja. Por ejemplo, se puede decir que Facebook es una de las redes sociales más completas. No sólo te permite compartir fotos y videos, sino también tus intereses, tu estado de ánimo, comentarios diversos, y hasta tu estado civil.

Quizás para muchos pueda resultar atractivo, y con el uso adecuado puede resultar hasta muy positivo porque te permite establecer afinidad con otras personas. Ahora bien, el mal uso o el uso excesivo también pueden dar pie a los problemas.

Cuando indicamos y compartimos nuestro estado civil en alguna red social, no sólo nos exponemos al escrutinio y los comentarios ajenos acerca de nuestra relación de pareja; sino que además, si esa relación por cualquier razón no funciona, también nos vemos en la obligación de cambiar el estado civil y que todo el que nos sigue se entere.

Quizás para algunos esto no necesariamente sea un motivo de conflicto; sin embargo para otros si puede serlo, especialmente cuando la relación ha terminado de forma negativa, y el conflicto no quiere hacerse público.

A veces, pasamos tanto tiempo sumergidos en las redes sociales, que nos perdemos de tantos momentos maravillosos junto a nuestra pareja, familiares y amigos, y, esto suele generar problemas porque siempre los demás en algún punto, demandarán tu atención.

Este tipo de situaciones es uno de los principales motivos por los que las redes sociales afectan las relaciones de pareja; porque cuando se vuelve una adicción, se dedica tanto tiempo a ellas que se descuida la relación.

Además, a veces se puede llegar a compartir información exclusiva de la pareja, sin el consentimiento de la otra persona, dando pie a diversos inconvenientes. Por ejemplo, si han discutido alguno se desahoga a través de alguna red social, publicando comentarios o contenido que pueden llegar a ser inapropiados.

Por otra parte, estas adicciones a las redes sociales, también crean una necesidad de reconocimiento y aprobación, que se busca que la pareja las satisfaga; y cuando no lo hace, comienzan los problemas. Y quizás pueda parecer tonto, pero sé de muchas parejas que discuten por alguno no le ha dado “me gusta” o no ha comentado la foto del otro.

Entonces sí, las redes sociales pueden ser muy positivas si se usan con moderación; porque nos permiten mantenernos al día con las últimas noticias, socializar con personas que compartan nuestros intereses, y acercarnos a aquellos que están lejos o tenemos tiempo sin ver.

Sin embargo, así como son de positivas, pueden llegar a ser sumamente negativas e incluso destructivas, cuando no se les da el uso apropiado. Lo mejor siempre será mantener un equilibrio, y usarlas más que todo para mantenernos informados, en nuestros momentos de ocio o reconectar con nuestros seres queridos.

Evita usar las redes sociales como si fueran un terapeuta personal, si te sientes afligido o tienes algún problema que te preocupa y al que no le encuentras solución; las conversaciones cara a cara con otra persona, siempre serán de mucha más ayuda y te permitirán de igual forma desahogarte, en lugar de hacerlo a través de una pantalla.

Disfruta de los momentos que pasas con tu pareja, si necesidad de querer compartirlo todo a través de una red social. Al final, te pierdes de muchas cosas y experiencias maravillosas al estar pegado a una pantalla, y poco a poco, así como te conectas con los que están lejos, puedes también distanciarte de los que están cerca, hasta alejarlos por completo.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.