images (3)
Confianza

Todos sabemos que para que una relación funcione adecuadamente, debe existir un máximo de confianza. No podemos estar todo el día pegado a la otra persona, por lo que debemos creer que en los momentos en los cuales no estamos con ella o él, éstos no están faltando a  nuestra confianza. Así también debemos creer que todo lo que nos han dicho de sus vidas pasadas, o sus deseos y metas, son reales y que no forman parte de un mundo imaginario lleno de mentiras.

Es muy doloroso para una pareja, descubrir que la otra parte le ha ocultado algo; no necesariamente tiene que ser una infidelidad, puede ser cualquier cosa. Esto es suficiente para que la confianza se resquebraje inmediatamente. Y qué decir si la persona es reincidente?  Muchas veces quienes han ocultado o quienes han dicho una mentira creen que tienen toda la razón del mundo para decirlo; lo cierto es que no hay razón que justifique un engaño ni la ruptura de una confianza del “ser amado”. Siempre debemos elegir otro camino y encontrar alguna forma de decir la verdad. Recordemos siempre que no hay una mentira que sea tan fuerte que se pueda sostener por tanto tiempo. Así que hay que pensar en las consecuencias antes de decirla.

Para el que las dice u oculta algo:

Sé que a primera vista es la única solución que ves, pero detente por un segundo a pensar todo lo que has logrado con tu pareja y si ella en realidad se merece que le hagas daño de esta forma. Ojo, que no solo estoy hablando de la infidelidad. Estoy hablando de cualquier tipo de mentira u engaño. Piensa si esa persona a la que le has dedicado tiempo y esfuerzo y la cual te ha dedicado a ti su tiempo también, merece que la/lo  trates de esa forma. Piensa en todo el dolor que causaras cuando lo descubra. Siempre hay otra salida. No hay excusa válida para la mentira.

Si no te sientes a gusto con tu pareja, es mejor sentarte contigo mismo y analizar si sepárate te hará realmente feliz; de ser así, adelante. Pero ten fuerza de voluntad para decirlo ya que el tiempo todo lo cura y siempre es mejor una mentira desnuda que una verdad elegantemente vestida.

Hay siempre muchas cosas que decimos sin darnos cuenta y exageramos un poco las cosas, eso nos pasa a todos. Pero cuando esto se vuelve incontrolable, entonces se vuelve un problema pues aunque no lo creas la gente se da cuenta de tus mentiras y comienza a apartarte. Es muy importante que siempre seas claro/a  con tu pareja, que no tenga ella o él que rebuscar en el pasado para encontrar una verdad, ya que se puede encontrar con varias verdades que no quisieras que supiera. Piensa eso. Es mejor ser sincero desde el inicio. Evita decir cosas que aunque sean para agradar a tu pareja, sean mentira. Ya que un día no lo recordaras y te saldrá la verdad y puedes herir de gravedad a un corazón y romper un corazón. El dolor que se siente cuando alguien quien amas te miente, es un dolor indescriptible.

Antes de hablar piensa y relaja la mente. Piensa que de lo que dirás es verdad y que no lo es.

También recuerda que las heridas que causes no sanan de un día para otros. Si tienes la suerte de encontrarte a alguien que te perdone en serio y que te de otra o varias oportunidades, no significa que no le haya dolido. No significa que en un momento de ira no te saque en cara lo que hiciste (que no está bien que lo haga pero es una reacción normal). Debes tener mucha paciencia y dejar sanar las heridas y sobre todo trabajar en la recuperación de la confianza perdida. Esta es la tarea más difícil y no te miento, a veces imposible.

También recuerda que es cierto que todos merecen una segunda oportunidad, pero generalmente con la confianza, a veces no se logra recuperar y cuando estás en pleno dicho de verdad… nadie te cree. No tienes idea cuan frustrante es esto.

Para aquel que es víctima de una mentira:

Que les puedo decir. Tal como escribí anteriormente, el dolor de una mentira es indescriptible. Sin embargo debes sentarte a meditar si el amor que sientes por esa persona es lo suficientemente sólido como para dar otra oportunidad. Recuerda que si lo haces debe ser una decisión tomada en serio. No debes “dar otra oportunidad” y a cada pelea que tengan sacarle la mentira o cuanto te dolió lo que hizo. Eso no es perdonar. Por mucho que duela, debes hacer silencio y utilizar cualquier otro argumento válido, pero no ese. Ahora bien, siempre estas en la libertad de cortar por lo sano para que o te lastime más. Pero… que duele más? Eso solo tu puedes valorarlo. Cada caso es individual. Todo depende de la edad que tengamos, la vida que hayamos elegido y las bases en la que se sustento la relación.

Cuando desees recuperarte de una mentira, yo aconsejo sacar la rabia primero que todo. Llora si lo necesitas, llora mucho no importa si eres un chico. Esto te calma y te libera. Piensa y medita. No te apures a tomar una decisión en ese momento pues no pensamos con claridad cuando lo hacemos.  Cálmate y relaja la mente, puede que esto te lleve hasta dos días. Como siempre aconsejo, busca lápiz y papel y haz tu lista de pros y contras de perdonar la mentira o no. Piensa en las consecuencias y en lo que estás dispuesto a hacer. Recuerda, solo tu puedes valorar o no a la persona.

Necesitas ayuda o guía emocional? Escríbenos: [email protected]