Tan sencillo como leer el periódico, ver las noticias en la televisión, algún video en YouTube más sus comentarios, desplazarse por las redes sociales y ver videos de niñas o niños en una pelea rodeados de gente celebrándolo y de esta forma, inmediatamente perder esperanza total por la humanidad.

Escuchamos a cada rato historias de ataques terroristas, asesinatos y una serie de personas deshonestas que hacen sentir que todo está cuesta abajo y que no hay ningún tipo de progreso en ninguna parte de nuestro planeta.

De esta forma es difícil mantenerse positivos, cuando pareciera que tenemos que sentirnos mal por lo que está sucediendo alrededor.  Es difícil, pero no es imposible.

Todo depende de ti, de como mejoras tu visión de la vida y del mundo en general.  Haciendo esto, te colocas en una mejor posición para hacer del mundo un lugar mejor.

Aquí te dejo algunos consejos de como descontaminarse de las personas y noticias negativas.

Cambia tu enfoque de la vida.

Si te dices: “Hay mucha maldad en este mundo”, tienes razón.  Pero si dices: “Hay muchísimas cosas buenas en este mundo”, también tienes razón.

Ambos mundos existen. Es muy difícil ver lo bueno que hay por culpa de las noticias, a esto le sumas el muro del Facebook, donde las personas constantemente están comentando y hablando todo lo malo.

Los medios de comunicación, la televisión, la prensa, saben que los encabezados con tragedias venden. Por eso lo hacen. Hay un alto porcentaje de probabilidades de que no harías click o leerías algo que tenga como título: “No ha pasado nada malo hoy”.

La recomendación es que cada vez que veas, leas o alguien te hable de una tragedia, vayas inmediatamente y busques noticias buenas y pases al menos 10 minutos leyendo o escuchando estas buenas nuevas y positivas.

La realidad es la siguiente: Hay más cosas buenas sucediendo alrededor de nosotros, que cosas malas.  Solo necesitas cambiar el enfoque de: “malo, mala, peor, malo, mala, otra vez malo, mala”, y reemplazarlo por: “bueno, buena, que bueno, otra vez bueno, que bueno, ¡que bien!, excelente, muy buena, buenísima, ¡viva!“.

 

Acepta que hay cosas que son inevitables.

Siempre existirá gente mala, personas tercas y estupidez en este planeta.  Pensar que estas cosas pueden ser erradicadas totalmente es una pérdida de tiempo.

En vez de perder momentos maravillosos que pueden estar sucediendo en tu vida, por estar preocupandote por cosas de las cuales no tienes poder alguno para hacer nada, acepta inmediatamente que no puedes hacer nada y sigue tu camino, sigue adelante y ya. Tienes muchas cosas mejores que hacer con tu tiempo.

 

Comienza a tener pasatiempos saludables.

Cuando constantemente recibes malas noticias de otras personas, o están sucediendo cosas desagradables en tu ciudad, o hay malas noticias por donde quieras, es posible que sientas tentación por tomar alcohol, fumar o algún vicio similar, solamente para “calmar los nervios”.

Profundamente sabes que esto solo te hará sentir mejor temporalmente. El abuso de alguna sustancia es un problema cíclico: Te sientes como una m***da basura, así que decides tomar otro trago, y luego otro, decides dormir, te despiertas y nuevamente te sientes como mencioné anteriormente y tomas otro trago.

Mientras tanto, en primer lugar, los problemas que te hicieron tomar o enviciarte, nunca se fueron y ahí están esperándote.

Utiliza el tiempo de una forma productiva. Ocupa tu mente y cuerpo con pasatiempos que te ayudarán a mejorar tu conocimiento, habilidades y talento.

Practica ciclismo, aprende a tocar alguna canción con una guitarra, lee un libro que no hayas leído, camina, explora.  Justamente como cuando consumes alguna droga o alcohol, con pasatiempos al igual, sientes que liberas tu mente de lo que te está molestando del mundo, solamente que lo estas haciendo de una manera totalmente saludable.

 

Rodéate de Personas Positivas.

Los sabios (y recientemente la ciencia lo ha confirmado) dicen:  “Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas tu mayor parte del tiempo”.

A pesar de que este dicho tiene que ver más con éxito y habilidades, también pertenece a la parte emocional de las personas como tal.

Si te rodeas de personas que están constantemente criticando y quejandose de cada “cosa pequeñita” que sucede, es fácil de enredarse en la telaraña, convertirse y hacer lo mismo que estas personas.

Por otro lado, si te rodeas de personas que siempre le ven el lado positivo y brillantes de todas las cosas, todo el tiempo, adivina cuales serían tus emociones.

Rodeate de personas que saben como seguir adelante, que son positivas, que no pierden su tiempo en cosas sin sentido y que te mantienen en el enfoque de hacer lo mejor que puedes hacer cada día de tu vida.

 

Agradece.

Junto con cambiar tu enfoque en los eventos del mundo, hazlo también con tu vida personal.

Todo el mundo tiene algo para quejarse. Pero no importa, que tanto sientas que tienes que quejarte, también tienes cosas por las cuales agradecer.

Probablemente estas leyendo esto en una computadora portátil con Wi-Fi, en una cafetería, o desde un dispositivo celular en un cómodo sillón en tu hogar o en una cama.  ¿Te imaginas cuantas personas no tienen ni tendrán jamás la experiencia de ese nivel de confort?

Una vez hayas cambiado el enfoque y puedas ver todas las cosas buenas que hay en el mundo, el siguiente paso es: agradecer por esas cosas.

Cuando hagas esto, comenzarás a darte cuenta que hay mucho en tu vida, por lo cual debes agradecer.

 

Una vez entiendas como mantener el Positivismo, conviértete en el cambio.

Hay algunas cosas que puedes hacer, para hacer de tu mundo un lugar de paz y mejor.   Aprende a perdonarte a ti mismo(a). Aprende a perdonar a otras personas por cuestiones o transgresiones menores.

Un acto pequeño de humildad, sencillez y gentileza puede generar una reacción en cadena, lo cual, de alguna manera, por más pequeño que sea, cambiará al mundo para mejor.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.