¿Cómo debe ser la comunicación de las parejas divorciadas con hijos?

Parejas Divorciadas con hijos. ¿Por qué es importante mantener una buena comunicación?

Después de tanto buscar, llega ese punto de tu vida en el que por fin encuentras a esa persona que crees firmemente es tu pareja ideal.

Comienzan a salir, todo va de maravilla, funcionan muy bien, y al cabo de unos años (o incluso meses) deciden casarse y formar una familia.

Cuando decidimos casarnos, lo hacemos bajo la ilusión o la creencia de que esa relación será para toda la vida, de que el casamiento será la ceremonia que finalmente sellará esa unión y a partir de allí podremos construir un camino junto a esa persona especial.

Con el tiempo llegan los hijos, ya no son sólo dos, son una familia por cuyos intereses y necesidades hay que velar, el camino trae consigo muchos cambios, altos y bajos, cambios que cuando el amor y las ganas siguen allí, en conjunto pueden afrontarse.

Sin embargo, las cosas no siempre suceden así. Hay parejas que con el tiempo, las rutinas, y entre otras cosas, terminan por darse cuenta que quizás no son esa pareja ideal con la que tanto soñaban, y que quizás es mejor seguir su camino por separado.

Pero, cuando se llega a ese punto en el que como pareja entienden que ya no funcionan más, siempre surge la interrogante de qué hacer o cómo hacer con los hijos. ¿Debemos quedarnos juntos por ellos?, ¿Cómo hacer que ellos no sufran? ¿Debo ser amigo de mi ex? Y un sinfín de preguntas más suelen surgir en esos momentos.

Si bien cada familia es diferente y cada persona tiene un estilo de afrontamiento diferente también, hay ciertas cosas que debemos saber y poner en práctica antes y después de tomar esta decisión, más que para aliviar el sufrimiento, que en cierto modo será inevitable, para lograr que el proceso sea un poco más tranquilo y llevadero.

Aunque no lo creamos así o no lo veamos de esa forma, muchas veces los hijos prefieren tener padres separados, a vivir con padres que siguen juntos pero que ya no se aman, o entre los cuales las peleas son constantes.

Muchas veces es menor el sufrimiento cuando los padres se separan que cuando deciden quedarse juntos por el “bien de los niños”. Lo que sí es importante es que sea cual fuere la decisión que se tome y los términos en los que hayan quedado los progenitores, la comunicación entre los padres exista y sea buena.

Quizás es algo difícil de pensar cuando la relación no ha terminado en los mejores términos, sin embargo si lo analizamos bien, entenderemos que el mantener una buena comunicación con el otro progenitor si será realmente una decisión por el “bien de los niños”.

Debemos recordar que los padres son las principales figuras de ejemplo de los niños, por lo tanto la mayoría de las cosas que aprenden, vienen dadas por las actitudes y comportamientos de sus padres.

El hecho de que como pareja ya no logren entenderse no quiere decir que como padres no puedan hacerlo, al entenderse y mantener una buena comunicación más allá de los problemas de pareja, les estarán enseñando a sus hijos estrategias adecuadas de solución de problemas, podrán aprender a ser empáticos, asertivos y respetuosos de las diferencias de los demás.

Por otra parte, cuando existe una mala o inexistente comunicación entre los padres divorciados, usualmente los más afectados son los niños, sin importar la edad.

En ocasiones tendemos a pensar que cuando son más grandes pueden comprender mejor por qué papá y mamá ya no se hablan, y sí, aunque quizás puedan comprenderlo mejor, esto no quiere decir que no les afecta de la misma forma, porque ningún niño o adolescente en el mundo desearía que sus padres vivan en conflicto, y sea cual sea la edad que tengan, adolescentes o en edad preescolar, siempre van a necesitar de ambos padres para su adecuado desarrollo.

Recordemos que tanto mamá como papá cumplen funciones fundamentales en el proceso de crecimiento de los niños y en la formación de su personalidad, por lo que es importante que ambos puedan estar presentes y en buenos términos.

Ahora bien, cuando la comunicación entre padres divorciados es buena, quizás al principio a los niños les costará un poco aceptarlo y adaptarse a la nueva vida con padres separados, este proceso les será mucho más llevadero porque sentirán la seguridad de que ambos padres a pesar de las diferencias, estarán allí para apoyarlos y cuidarlos.

Además de esto, no sólo los niños se ven beneficiados cuando existe buena comunicación entre los padres divorciados, toda la familia lo hará.

Como padres aunque ya no sean pareja, podrán seguirse apoyando en el proceso de crianza, lo que aligera un poco el trabajo; no es lo mismo ser madre o padre solteros, que contar con el apoyo de otra persona a la hora de criar a los pequeños.

Como personas, se sentirán mucho mejor de saber que a pesar de las diferencias, tienen la capacidad de ponerlas a un lado y trabajar por un bien común, esto no sólo le brindará paz a los hijos, también le brindará paz y tranquilidad a los padres, ya que una persona que vive con rencores o amarguras a causa de otra, difícilmente podrá estar tranquila.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.

 

Psicóloga egresada de la Universidad Rafael Urdaneta de Maracaibo, Edo. Zulia (Venezuela) desde hace 5 años. Especializada en el área infanto-juvenil y familiar, con estudios en Duelo, Crianza, Pedagogías Alternativas y Certificada como Psicoterapeuta Existencial por el Colegio Latinoamericano de Psicología Comprensiva. Actualmente trabajando en la línea de Reeducaciones Psicopedagógicas para niños y adolescentes con diagnóstico de TDAH.