Buscar Empleo
©: bacho12345 / 123RF Stock Photo

Ciertamente, quienes hemos pasado por el proceso de buscar empleo, sabemos que puede ser agotador y bastante frustrante, independientemente de si eres un profesional recién graduado, o de si tienes años de experiencia en tu profesión o trabajos similares.

Aunque sí, es un proceso difícil para muchos, sobre todo por las exigencias actuales, donde cada vez hay personas más preparadas, donde el mercado es cada vez más competitivo y no son muchas las vacantes, si hay ciertas claves que podemos tomar en cuenta para hacer de este proceso algo más positivo y nutricio.

De las cosas más importantes a tomar en cuenta a la hora de buscar trabajo, es realmente identificar y saber qué tipo de trabajo estamos buscando. Sin importar si aún estás estudiando, si decidiste no estudiar y trabajar inmediatamente, o si tienes años ejerciendo como profesional, tener claro lo que se está buscando es clave para que el proceso sea mucho menos complicado.

Esto tiene que ver con nuestras aspiraciones, con lo que deseamos lograr, con la imagen que tenemos de nosotros mismos y las capacidades con las que contamos. Indudablemente puede no ser fácil identificar realmente lo que se quiere, o por el contrario, podemos tenerlo muy claro pero nuestra realidad es diferente, por lo que este es un proceso que requiere de mucha atención y tiempo.

Lo primero es saber cuáles son tus capacidades y habilidades, ya que a partir de allí podrás evaluar y determinar qué tipo de trabajo o cargo estás buscando. Tú conoces tus defectos y virtudes, conoces tus habilidades, sin embargo no siempre logramos identificarlas todas, por lo que es de gran ayuda contar con el apoyo de familiares o amigos cercanos que te ayuden a verlas. Muchas veces los demás ven cosas en nosotros, que nosotros mismos no hemos podido ver. Además tener una segunda opinión es siempre de ayuda.

Una vez hayas identificado que cosas tienes a tu favor, y qué tienes para ofrecer, puedes optimizar tu curriculum vitae de manera que le des importancia precisamente a eso.

Un CV que sólo muestre tus estudios y/o experiencias anteriores pero que no de importancia a las capacidades de la persona, difícilmente será tomado en cuenta.

A muchos gerentes o grandes empresas les interesa más saber qué puedes ofrecerle tú, en lugar de cuantos cursos o post-grados has hecho.

Establecer un plan de acción también puede ayudar. Quizás te des cuenta que aún tienes muchas cosas que aprender, cuestión que es normal porque nunca dejamos de hacerlo, pero establecer un plan de acción para adquirir esas habilidades que aún no tienes, no sólo va a ayudarte a optimizar tu tiempo y tus recursos, sino que además puede ayudarte a incrementar tus posibilidades de ser contratado.

Por ejemplo, no es lo mismo una persona que no sepa hablar inglés y no tenga ningún interés en aprenderlo, que una persona que no maneje el idioma pero haya establecido un plan para aprender el idioma y dominarlo.

Para las empresas suele resultar de gran atractivo este tipo de acciones, porque te hacen ver como una persona con ambiciones, organizada, con ganas de superarse y salir adelante, y sobre todo, con ganas de mantenerse en continuo aprendizaje, cuestión que es sumamente importante para las organizaciones.

Usualmente las empresas no contratan candidatos que sientan que ya lo saben todo y no tienen nada más que aprender.

Es por esto que la actitud que tengas ante el proceso de búsqueda de empleo, en lo que será sumamente determinante.

Todo lo descrito arriba tiene que ver con eso, con tu actitud. Si ves el proceso como algo muy complicado y extenuante, si no tienes mayores expectativas al respecto, seguramente será así, un proceso agotador que terminará creándote mayores frustraciones que satisfacciones.

En cambio si por el contrario vas enfocado en lo que tienes para ofrecer, si proyectas tus ganas de seguir creciendo, si te muestras como una persona con aspiraciones, metas y objetivos; seguramente tus probabilidades de ser contratado se incrementarán.

Cuando haces esto denotas seguridad, una persona segura de sí misma demuestra tener una autoestima alta y una actitud positiva ante los desafíos, y esto sin duda alguna lo perciben los empleadores.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.

Psicóloga egresada de la Universidad Rafael Urdaneta de Maracaibo, Edo. Zulia (Venezuela) desde hace 5 años. Especializada en el área infanto-juvenil y familiar, con estudios en Duelo, Crianza, Pedagogías Alternativas y Certificada como Psicoterapeuta Existencial por el Colegio Latinoamericano de Psicología Comprensiva. Actualmente trabajando en la línea de Reeducaciones Psicopedagógicas para niños y adolescentes con diagnóstico de TDAH.