Los estudios indican que la mayoría de las personas que trabajan superan los horarios de 8 a 5,  9 a 5, 9 a 6, en la rutina de Lunes a Viernes, trabajando entre 45 y 55 horas por semana. Entonces, cuando se siente que la energía se acaba y los días se hacen más largos, la mayoría también tiende a recurrir a químicos y bebidas energéticas para incrementar la energía y estimular el organismo al nivel que necesitamos. También es difícil mantenerse motivado.

El asunto es que a largo plazo, la segunda (o tercera) taza de café, el “shot” de 5 horas de energía, el paquetito de M&Ms, están haciendo más mal que bien a tu organismo. Te engañas a ti mismo incrementando azúcar y cafeína.

Afortunadamente, hay otros métodos para incrementar la energía que también trabajan muy bien, si es que no son mejores que los mencionados previamente. A continuación 9 métodos para incrementar la energía y motivación sin maltratar la salud, que puedes incluir en tu agenda a partir de este momento.

1. Desconectarse de las pantallas y luces antes de dormir.

Estamos acostumbrados a cada cosa que emite luz y tiene una pantalla (lámparas, celulares, televisiones, monitores, computadores portátiles). Teniendo esta interacción, nuestro cerebro se mantiene totalmente estimulado por horas, posteriores al tiempo en tu trabajo, hasta el momento que nos tiramos en la cama y cerramos los ojos para dormir. De esta forma es mucho más difícil conciliar el sueño y dormir bien, entorpeciendo la concentración al siguiente día. No importa si te duermes de inmediato, sigue siendo considerado según los estudios científicos, como mala calidad de sueño, disminución de energía y motivación, en el día a día de cada quien.

Para asegurarnos de poder dormir bien y calidad, debemos evitar tener contacto con pantallas por un mínimo de una hora, recomendadas dos horas, antes de dormir, todas las noches.  Mejor aún, cuando te despiertas, trata de evitar mirar tu celular o teléfono por unos 30 minutos a una hora. Sentirás mucha más relajación, más energía, eliminando esas interrupciones de energía (combinadas con sueño) al mediodía.

2. El desayuno ideal.

Por años hemos escuchado que necesitamos un desayuno completo para empezar el día correctamente, pero la mayoría de las personas lo hacen de la forma incorrecta, o hacen algo rápido para sentir que el organismo está satisfecho con el desayuno o esperan mucho tiempo antes de comer algo.

Tu cuerpo no necesita 1000 calorías como la primera comida en la mañana. Una fruta y un gran vaso de agua harán que tengas mayor rendimiento que una dona glaseada llena de azúcar. Se recomiendan pequeños “snacks” durante la mañana, que te mantendrán motivado y con energía, hasta que llega la hora del almuerzo.

3. Visualiza tu día con metas específicas.

La visualización es una técnica poderosa, utilizada por muchas de las personas más exitosas del planeta. La mente humana llega a procesar miles de imágenes más rápido que cualquier otra forma de estímulo, hasta el punto que si te visualizas completando una tarea o meta diaria, tu organismo responde automáticamente, más efectivo, más motivado, con más energía y determinación para lograrlo en menor tiempo.

4. Escuchar la música adecuada mientras trabajas.

La música puede motivarnos e incrementar la energía cuando sentimos que nuestro cuerpo no da más en un día de trabajo o estudios, pero puedes estar escuchando el tipo de música equivocada. Música con voces humanas te mantienen lejos de un 100% de concentración en lo que estás haciendo y de las tareas que debes completar.

Música clásica, instrumentales, inclusive música electrónica o techno, son mejores acompañantes para trabajar.  Spotify por ejemplo, tiene en su sección de géneros y estados de ánimo, una amplia selección para concentración, los cuales hemos comprobado aumentan tu productividad y energía completamente en un día difícil de trabajo.

5. La técnica de los 20 minutos de concentración.

Una de las más famosas técnicas en los círculos de productividad es la llamada “Técnica Pomodoro”.  Explicado de la manera más sencilla, esta técnica requiere que te concentres intensamente por 25 minutos en una tarea específica y luego tomes un “break” o descanso total por 5 minutos. (A mi me funciona con 20 minutos). Hay programas y aplicaciones que te pueden ayudar a controlar esto. Haciendo regular esta técnica, sentirás en pocos días que eres más eficiente en el trabajo, que quizás tengas tiempo de sobra (si no tienes exceso de trabajo o acumulaciones) y te acostumbraras a concentrarte en la efectividad y finalización de cada meta o tarea que tengas que hacer y por supuesto, tendrás energía y motivación adicional.

6. Crea una “To-Do List” o lista de tareas en la que puedas confiar.

Tener una lista de tareas buena es considerada uno de los pilares de la productividad. La idea básica detrás de la filosofía del “To-Do List” es que cuando surge algo que hacer, lo escribes y lo colocas en tu agenda o bandeja de entrada, los organizas por prioridades y categorías, defines un momento del día para realizarlos, colocas una fecha límite o los colocas en agenda para después.

Utilizando correctamente esta técnica, constante y consistentemente, cumpliendo todas las cosas que están en la lista, llega un momento en el que puedes confiar totalmente en tu lista de tareas, eliminando definitivamente el estrés de tener que recordar cada cosa que hay que hacer. Por supuesto también, mantiene la motivación y energía extra en nuestro organismo.

7. Ve a trotar un tiempito.

El ejercicio físico hace muchísimas cosas para estimular la mente y la energía, tantas que no las puedo enumerar todas aquí. Libera endorfinas, reduce los niveles de cortisol, estimula los músculos y los nervios, y mantiene tu cerebro activo. En resumen, a pesar de que el ejercicio físico te haga sentir cansancio, incrementarás los beneficios de tu cerebro y, aumentarás energía considerablemente. Es recomendado hacer alguna actividad física, ya sea trotar en la mañana, o subir y bajar unas escaleras al mediodía. Está comprobado que el ejercicio físico aunque sea mínimo, te mantiene con más energía y motivado.

8. Escritorios elevados (estando de pie)

Sentarse todo el día detrás de un escritorio (levantándose nada más para ir a los sanitarios) es malo para la productividad. Tu organismo cambia tanto química como físicamente cuando te sientas por mucho tiempo, dando como resultado que las personas esten menos concentradas y mantengan bajos niveles de energía, así sigan cualquier otro método indicado en este artículo.

Recientemente ha crecido la popularidad de los escritorios elevados (o Standing desks). Pero estos pueden ser demasiado caros.  Si deseas intentarlo y no realizar una inversión muy alta, puedes tratar de armar uno con lo que tengas a tu alrededor.  Puede ser un archivador o gavetero, donde puedas colocar el monitor, el teclado o tu laptop, donde la altura te obligue a mantenerse de pie.  No significa que vas a estar de pie todo el día, la recomendación es alternar entre esto y estar sentado para mantener los niveles de energía y concentración.

9. Dale a tu “después del mediodía” un buen inicio.

Está comprobado, que en algún momento, tu mente se va a distraer. Ya sea por una tarea repetitiva o cansancio de mediodía, es posible que encuentres difícil mantener el ritmo de trabajo que tenías en la mañana, en la segunda parte del día de trabajo.

Cambiar de ambiente, ir a caminar, conversar con un colaborador o incluso retomando el tema de subir y bajar escaleras mencionado en el punto 7, puede interrumpir ese cansancio que puedas sentir y hacer una función de reinicio de día a partir de la entrada después del mediodía y después de tu almuerzo, incrementando energía y manteniendo la motivación.

Es cierto que no todos los tips y métodos mencionados aquí, serán tan efectivos como la bebida energética o el “Power Shot de 5 horas”. Lo que sí te podemos asegurar es que, realizando pequeños cambios a tu estilo de vida que puedan adaptarse a los métodos que mencionamos en este artículo, verás resultados que te harán sentir mejor y más productivo cada día.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.


 

Escritor y Coach, Emprendedor, Ingeniero en Sistemas y Músico. Diplomado en Psicología Positiva.
  • YawnSlow

    Excelente lo que mas me gusto fue el final, tener presente que no se puede superar la rapidez y eficiencia de las bebidas energetica pero con estos metodos poco a poco y con paciencia veras resultados sin poner en riesgo tu salud. Se me hace dificil la comida y las actividades fisicas por ahora pero la que mas me llamo la atencion es las luces y objetos que la emiten, siempre termino dormido con el portatil encendido, el 3ds o el celular.