Cómo práctica de la relación entre el cuerpo y la mente, la meditación se enfoca en la interacción a lo largo del cuerpo, cerebro, alma y comportamiento. Aquí te dejo 7 beneficios increíbles que te brinda la meditación.

1. Disminuye los Niveles de Ansiedad

Los estudios han demostrado que la meditación disminuye los niveles de ansiedad, en aquellas personas que la practican regularmente.  Cuando meditamos, comenzamos a soltar conexiones de algunas vías nerviosas.

Una sección de nuestro cerebro llamada la corteza prefrontal media, procesa la información que relacionamos con nuestras experiencias y nosotros mismos.  Las vías nerviosas en esta sección del cerebro, están vinculadas fuertemente con el miedo y sensaciones en el cuerpo. Por lo tanto, cuando estás en una situación de miedo o peligro, ésto dispara una fuerte reacción en esta sección de tu cerebro, que da como resultado una sensación de ansiedad e inestabilidad.

Cuando meditas, debilitas esta conexión, lo que te permite reaccionar diferente al mismo tipo de situación.  Otro beneficio añadido al debilitar este vínculo, es brindarle  fortaleza a la corteza prefrontal lateral del cerebro, la cual te permite ver las cosas desde una perspectiva más racional, lógica y balanceada. Debido a ésto, tendrás la facilidad de responder con mayor claridad y certeza a esas situaciones que a cualquier persona le pone los “nervios de punta”.

2. Incrementa la Creatividad

La meditación en campo abierto, ayuda considerablemente a incrementar la creatividad de una persona. Los estudios encontraron, que las personas que realizan meditación en campo abierto, alejándose de la rutina diaria, por espacio de unos días, respondieron con mayor cantidad de ideas a las tareas que les asignaron.

La meditación ha sido reconocida como un método para incrementar y alentar el tipo de pensamiento conocido como pensamiento divergente, el cual te brinda una gran cantidad de soluciones a cualquier problema específico.

3. Incrementa la Memoria

Aquellos que practican la meditación, adquieren mejores habilidades para filtrar las distracciones e incrementar la productividad.

4. Mejora las Relaciones

La meditación también estimula tu estado de ánimo y te deja con un mayor sentido de conexión con otras personas. Esto te ayuda a ser más compasivo(a) y empático(a) hacia los demás.  Así sea que estés buscando mejorar tu relación de pareja, o conectar más con tus empleados y clientes, es muy posible que la meditación sea tu respuesta.

5. Ayuda con las Condiciones de Salud

Muchos estudios han demostrado que solo meditando tienes la capacidad de disminuir tu presión sanguínea si sufres de hipertensión arterial.  Adicionalmente, aquellas personas que tienen enfermedades respiratorias frecuentes como la gripe, tienden a recuperarse mucho más rápido que aquellos que no meditan.

6. Ayuda a dormir mejor

La meditación ha demostrado beneficios también, en la habilidad de mejorar la cantidad y calidad del sueño.  A pesar de que puedas tener una buena rutina y un buen purificador de aire, agregando a esto minutos de meditación, te puede ayudar a incrementar la calidad del sueño y combatir cualquier síntoma asociado con insomnio, fatiga y depresión.

7. Incrementa el Libido

Aparte de mejorar el sueño, con la meditación tendrás la capacidad de incrementar la calidad y concurrencia en tu vida íntima.

Una de las razones por las cuales las parejas no tienen tanto sexo como quisieran, es porque se sienten muy cansados.  La respuesta de nuestro cuerpo ante el estrés es luchar o huir.

Cuando esto ocurre, liberamos la hormona del estrés llamada cortisol, al igual que la adrenalina que nos ayuda a combatir el estrés.  Cuando esto ocurre, el flujo y presión sanguínea incrementa, suprimiendo a nuestro sistema inmune y afectando de esta forma al libido o deseo sexual.

Conclusión

Es posible que te sientas abrumado(a) pensando que no hay posibilidad alguna para incluir la meditación en tu rutina diaria.  Sin embargo, las buenas noticias son que sí puedes.

Puedes comenzar con solo 5 minutos cada día.  Agrega estos 5 minutos de meditación antes del desayuno por las mañanas, o justo cuando suena tu despertador,  o quizás justo antes de ir al trabajo o estudios, o al finalizar el día justo antes de dormir.

A medida que te sientes más confortable con la meditación, tu puedes incrementar el tiempo de las sesiones, cuando estés listo o lista.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.