La procrastinación se refiere a posponer voluntariamente una tarea que a uno no le gusta, a menudo en contra del propio juicio.

Cuando una persona pospone, genera un efecto “estancamiento” en su propio futuro. Sin embargo, algunas personas que posponen las cosas alegan que funcionan y trabajan mejor “bajo presión”, quizás lo que necesitan es un adelanto de la fecha tope para que ejecuten acción.

Los costos de posponer las cosas son en la mayoría de los casos de alta consideración. Estudios y evidencias nos indican que dejar las cosas para último minuto, da como resultado un trabajo de baja y mala calidad e incluso una disminución considerable en el bienestar y satisfacción de la persona.

Por ejemplo, los estudiantes que constantemente posponen sus trabajos y tareas escolares o universitarias, reciben bajas calificaciones recurrentemente.  Las personas que procrastinan también tienden a posponer sus medicamentos fuera de tiempo, al igual que la realización de laboratorios y exámenes médicos, poniendo en riesgo su salud.

¿Por qué posponemos las cosas? ¿Por qué procrastinamos?

5 razones por las cuales posponemos o procrastinamos la cosas

1. Falta de estructura en general

La falta de dirección impuesta en los trabajos, puede contribuir en el incremento de la procrastinación.

El retraso que se genera entre el impulso y la decisión, pero entonces inevitablemente gana el impulso (por ejemplo, tomando el celular para verificar el Facebook e iniciar el desplazamiento infinito con el dedo hasta que la persona se cansa y no realiza su trabajo), el fácil acceso al Internet permite que los impulsos sean fáciles de satisfacer.

Una solución a esto es convertir tu ambiente de trabajo de una forma que permita que tus objetivos diarios se cumplan. Por ejemplo, si tiendes a revisar las redes sociales y el correo electrónico frecuentemente, haz que sea difícil conectarte a Internet.

2. Tareas o trabajos que no son placenteros

El signo de procrastinación más predecible, es una tarea o algo que consideramos no placentero, aburrido o que no es interesante (por ejemplo para algunos: las compras de navidad, lavandería, o hacer ejercicio). ¿Cómo puedes terminar estar tareas que son aburridas a tiempo? Una estrategia es “divide y conquistarás” o también conocida como “divide y reinarás”.

Convierte el enfoque del objetivo final, en una serie de pequeñas tareas fáciles de completar. Otra estrategia puede ser “un plan si”, para automatizar conseguir el objetivo planificado. Por ejemplo, si te sientas frente a la computadora, te propones a completar tu tarea planificada en los siguientes 45 minutos. Luego te recompensas con algo que sea placentero.

3. El tiempo

Otro factor importante es el tiempo de “premio y castigo”, lo que significa que el punto de elección y las consecuencias asociadas, estan separadas por el tiempo. Una brecha como esta, produce un conflicto interno entre los intereses presentes y futuros.

La procrastinación ocurre cuando los esfuerzos presentes son más notables, en comparación con los futuros, llevando a las personas a posponer las tareas sin anticipar cuando es el tiempo para realizarlas, y nuevamente la acción requerida, es dilatada y retrasada.

Por ejemplo, una persona que desea dejar de fumar, puede llevar años teniendo “su último cigarro”. La solución para esto es lograr que tareas de largo plazo, se sientan más como premios a corto plazo.

4. Ansiedad

Evitar y evadir las tareas es una forma muy conocida de lidiar con la ansiedad.  Las personas que procrastinan pueden posponer el inicio de sus tareas o metas, a raíz del miedo a fracasar en su objetivo.

Los estudios indican que la procrastinación está asociada con altos niveles de estrés.  Para aliviar el estrés, las personas que procrastinan tienden a cambiar su enfoque del futuro, a cosas más fáciles de conseguir y que premian inmediatamente, y de esta forma evitar a toda cosa, tareas de alta prioridad, y asignaciones que le significan un gran reto.

Buscando formas de reducir el estrés, puede fortalecer la capacidad de reducir la procrastinación en una persona. Si no haz leído 8 maneras de convertir el estrés en tu amigo, te lo recomendamos.

5. Auto confianza y autoestima.

Cuando se presentan dificultades, las personas con niveles de autoestima baja, tienden a desarrollar muchas dudas con su habilidad de completar la tarea que se les presenta, mientras que aquellas personas con mentalidades más fuertes, tienden a continuar con sus esfuerzos.

Cuando la baja auto estima ocasiona que las personas eviten actividades, pierden la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos, aprendizaje y habilidades.

Por ejemplo, un estudiante escolar con una baja auto estima en Matemáticas, tiene altas probabilidades de evadir entrar en una carrera universitaria o un trabajo que tenga relación (aunque sea mínimo) con algo de Matemáticas.

La decisión de no ingresar a una carrera universitaria en este caso, priva al estudiante de adquirir conocimientos con mucho valor y desarrollar nuevas experiencias.

En contraste a esto, el cumplimiento de objetivos y metas, debe desarrollar sentimientos de auto confianza e incrementar la autoestima, lo que da como resultado en una persona que acepte retos más difíciles y los cumpla.

Si no has leído 6 formas poderosas de ser más persistente, también te lo recomendamos, ya que ayuda muchísimo con la autoestima.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.