saber si eres un buen amigo

Muchas personas se quejan de que no tienen a nadie a su alrededor, o de que los que consideran sus amigos siempre eligen a alguien más antes que a ellos. Sufrir este rechazo puede ser muy duro porque la realidad de los humanos es que somos seres sociales y lo saludable es tener relaciones interpersonales significativas en qué apoyarnos durante diferentes momentos.

En otras ocasiones las propias limitaciones que nos colocamos no nos permiten abrirnos ante otras personas y terminamos convirtiéndonos en lobos solitarios aún sin tener ese objetivo en mente o sin tener idea de cómo llegamos hasta ese punto. Si te sientes identificado con alguna de esas afirmaciones, aprende a desarrollar tus habilidades sociales en Gananci. De esta manera podrás conocer más personas y construir relaciones interpersonales significativas y duraderas.

Cuando tenemos quejas acerca de nuestros amigos o conocidos, pocas veces nos evaluamos nosotros mismos y la manera en cómo actuamos con ellos. La mayoría del tiempo damos por sentado que estamos haciendo las cosas bien y son los demás quienes están cometiendo los errores.

Esto es algo absolutamente normal ya que el ser humano por naturaleza se inclina hacia las cosas que le resultan más fáciles. Vernos a nosotros mismos desde un punto de vista objetivo no es tan sencillo, debemos hacerlo con consciencia. Por eso a continuación vamos a hacer las cosas un poco menos complicadas para ti, así podrás realizar una autoevaluación guiada con cada una de las señales siguientes que te indicarán que eres un amigo ejemplar:

1.-Eres leal: esta es una de las características que hacen una amistad fuerte. Si no existe en la ecuación, quizá su relación sea de otro tipo. Un verdadero amigo le es leal al otro -siempre tomando en cuenta su bienestar- la lealtad no tiene que ver solamente con tapar ciertas travesuras que en algún momento todos hemos hecho.

La verdadera lealtad se trata de no hacer nada que traicione la confianza de tu amigo, de no sucumbir ante chismes, de confrontarle si es necesario en vez de hablar a las espaldas del otro. La lealtad es fundamental para que esa amistad pueda sobrevivir por mucho tiempo. El tiempo que cada una de las partes esté dispuesta a hacer lo que le corresponde. Una amistad puede recuperarse de muchas cosas, pero luego de una deslealtad, será casi imposible que vuelva a ser la misma.

2.- Demuestras respeto: si respetas las opiniones, la individualidad de cada persona y no solo lo toleras, sino que lo celebras, eres un buen amigo. Esto normalmente ocurre porque solemos juntarnos con personas que tienen ciertos aspectos en común con nosotros mismos.

Si te das cuenta de que no tienes el respecto necesario por tus amigos, esta puede ser una de las razones por la que puedes estar sintiendo rechazo por ellos. A nadie le gusta ser irrespetado y mucho menos por parte de una persona a la que le tenemos en alta estima.

En este punto puede que haya alguna confusión porque también con los amigos a los que les tenemos más confianza les tratamos de alguna manera que a otros les puede parecer irrespetuosa, pero ten en cuenta que en la relación de amistad lo único que importa es lo que piensen las personas involucradas en la misma. Eso sí, deben respetarse los límites dibujados de manera explícita -o tácita- por ambos.

3.- Diversión: he leído muchas veces acerca de que los amigos son como la familia que elegimos y por ende eso que une a los amigos deben ser ciertos elementos que les hagan sentir emociones positivas. Los amigos comparten buenos momentos de risas y alegrías -aunque no sea lo único. Si no estás divirtiéndote con tus amigos, es importante retomar esta área, ya que es algo que fortalece la relación.

Si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que te divertiste con tus amigos o alguno de ellos, puede que hayan cambiado mucho desde ese momento, así que puedes organizar una nueva reunión y hacerles estas preguntas personales  que te ayudarán a conocer al otro mejor en un punto específico de sus vidas.

4.- Saber escuchar: en la amistad verdadera no todo es diversión y risas. También es inevitable que haya momentos donde sea necesario abrirse. Si tienes la suerte de que una persona lo haga contigo, debes verlo como un privilegio y escuchar con toda tu atención, sin juzgar.

No todos tienen la oportunidad de que alguien les escuche, por eso es importante que les des este regalo a quienes que te importan. Para poder escuchar de manera activa se requiere que tengas las cualidades anteriores, nada de lo que se diga en sus conversaciones puede salir de ahí, se debe respetar la posición que el otro asuma y no interrumpir a menos que sea para preguntar acerca de lo que tu interlocutor está diciendo.

Un buen amigo escucha y es empático con las situaciones por la que puede estar pasando el otro. La escucha no tiene que ser solamente en momentos complicados, también en esas situaciones cuando solamente necesitamos desahogarnos o contar lo que hicimos durante el día.

5.- Apoyo incondicional: esta es prácticamente la continuación del punto anterior y la suma de todos los primeros. El apoyo incondicional es vital en las relaciones de amistad, porque sin el mismo esta no podría sostenerse ¿Qué pensarías de un amigo que nunca aparece cuando necesitas algo? ¿O de uno al que no le importan tus problemas? Seguramente que es un conocido y ya. Por eso es imprescindible demostrar nuestro apoyo de manera tangible cuando nos lo piden e incluso en esas situaciones en las que sospechamos en que algo anda mal.

En caso de que, al revisarte, te hayas dado cuenta de que estás fallando en alguna, varias o todas las cualidades anteriores, nunca es tarde para cambiar la manera en que te comportas. Las personas a tu alrededor lo notarán y tendrás mejores oportunidades en el ámbito social. Recuerda que las conexiones interpersonales deben ser considerados uno de nuestros mejores activos si sabemos sacarles provecho.

 

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.