4 reflexiones que fortalecerán tu amor propio ⋆ Psicología en Acción

El amor es uno de los valores fundamentales que nos permiten desarrollarnos en el mundo. Por muy cliché que pueda parecer, si hubiese -y nos demostráramos- más amor los unos a los otros muchos de los problemas que hoy nos aquejan como colectividad podrían ser superados, pero preferimos encerrarnos en nosotros mismos y lo que nos conviene, sin pararnos a pensar si le hacemos daño a alguien.

Hay muchas razones por las que puede ocurrir este comportamiento, quizá por falta de valores en los que se encuentran la compasión, empatía, solidaridad o también por falta de amor propio. Como la célebre frase del famosísimo RuPaul Charles “Si no te amas a ti mismo ¿Cómo rayos vas a amar a alguien más?” y es muy cierto. Aunque hay ocasiones en las que algunos individuos anteponen el amor a alguien más por el suyo propio, pero en realidad esto nunca termina bien.

Según Gananci, una de las claves que necesitas para triunfar en la vida y lograr cada una de las cosas que te propones es creer en ti mismo, pero si no te amas ni tienes una percepción positiva de ti mismo, va a ser muy difícil que puedas creer en tus capacidades. Esto irremediablemente agrega más dificultades a tu vida.

Las causas por las que muchas personas carecen de un nivel de amor propio adecuado pueden ser muchas y las consecuencias nefastas. Por otro lado, los beneficios de contar con esta característica saludablemente pueden ser variados:

-Te permites equivocarte y seguir adelante, sin reproches

-Notas un mejoramiento en tus relaciones

-Te alejas de aquello que no es saludable para tu salud física o mental

-Cuidas más de ti mismo

-Celebras tus logros

-Sientes más seguridad en ti mismo, y por ende la demuestras a quienes están a tu alrededor

-Eres más feliz

-Tienes más pensamientos positivos, los que te llevan a actuar en base a los mismos. Recuerda que en los pensamientos se gestan las acciones, incluso mucho antes de darnos cuenta de lo que está ocurriendo.

Ahora que ya sabes cuáles son algunos de los beneficios que obtienes al desarrollar tu amor propio, mira las siguientes reflexiones que sin duda te ayudarán a fortalecerlo.

1.- Cuando estás seguro, no importa lo que otros digan acerca de ti: a las personas les encanta hablar, eso no podrás evitarlo, pero lo que sí podrás evitar es el efecto que pueden tener sobre ti dichas palabras. No importa las cosas negativas que digan otros acerca de ti, importa lo que tú pienses de ti mismo.

Ten presente que no vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos nosotros, así que no te dejes llevar por la percepción mala que pueda tener alguien de ti, ya que eso puede ser solo una muestra de cómo se ve a sí mismo. Tu valor no viene dado por las opiniones de otras personas, todos tenemos una gran valía, solo que muchos no le hacen honor a la misma.

2.- No esperes a que otros te amen para amarte: aunque las personas de las que nos rodeamos (sobre todo en la infancia) incluye en nuestra autoestima, no podemos dejar que ese sea el único basamento que tengamos para que nuestro amor propio se mantenga en niveles saludables. Si no te amas a ti mismo primero, será más fácil para otros poner en duda tu valor.

Por cruel que suene, las personas tóxicas -que también tienen baja autoestima- prefieren a aquellos que cuentan con poco amor propio para aprovecharse de ellos. Si tienes a tu alrededor a personas que irradian energía negativa, solo resaltan tus debilidades y no te hacen sentir bien contigo mismo, aprende a identificar si se trata de alguien tóxico.

Cuando tienes amor propio, tu comportamiento lo va a reflejar. Tendrás una mayor seguridad en ti mismo, lo que te ganará respeto, admiración y que llegues justo a donde quieres llegar en cualquier área que te propongas.

3.- El amor propio no es una frase, es una forma de vida: esto quiere decir que es algo en lo que se debe trabajar todos los días con pequeñas acciones que lo fortalecen. El amor propio es algo por lo que te riges, ya que te limita de hacer muchas cosas que son perjudiciales para tu salud, pero a la vez te impulsa a arriesgarte para alcanzar aquello de lo que eres capaz.

El amor propio se alimenta de pensamientos positivos acerca de ti y lo que representas, de la importancia que tienes, del cuidado que le brindas a tu cuerpo y a tu mente, de las cosas a las que te expones, entre muchas otras cosas ¿Qué haces tú para demostrar el amor que tienes por ti mismo?

4.- El amor propio logra que te aceptes tal y como eres: todos tenemos debilidades y fortalezas, eso es lo que nos moldea hasta llegar a lo que somos en cada punto de nuestras vidas y el amor propio es vital para que podamos aceptar todo eso que somos, incluso con nuestras fallas.

Esto no quiere decir que no debas trabajar en mejorar las áreas con las que no te sientes contento, por supuesto que debes hacerlo, sin embargo, ese no debe ser una excusa para no amarte como te lo mereces. Ten presente que el amor propio es incondicional, por lo que debe existir tanto en las buenas como en las malas, porque eso es lo que harás que puedas salir de esas situaciones negativas.

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.