Mudarte con tu pareja

Mudarse con tu pareja (novio o novia) es una gran decisión.  Puede ser un reto emocional, físico y financiero.  Sin embargo, si es el momento adecuado para ambos, también pueden ser toneladas de felicidad y una gran experiencia.

Por esto te enumeramos 4 cosas que debes considerar antes de mudarte con tu pareja:

Lo básico al mudarte con tu pareja:

  • Dinero: Si se están retirando de la casa de sus padres, deben tener un ingreso regular para la variedad de gastos que van a tener, como por ejemplo pago de la renta, alimentación y utilidades como el gas, electricidad, Internet entre otros.
  • Tiempo: No es un buen momento si estas en medio de una situación difícil, o en medio de niveles superiores de estrés o enfermedad.
  • Problemas de pareja: Mudarse con tu pareja cambiará las dinámicas de tu relación, así que es muy importante que no se sientan presionados a realizarlo y que se están mudando por las razones correctas.  Asegúrate de que te  están mudando porque quieres compartir tu vida con tu pareja, y no porque te cansa de vivir con tus familiares o algunas otras razones similares.

Lidiar con las desaprobaciones

A pesar de que puedes estar feliz con la decisión de mudarte con tu pareja, puedes encontrar que tu familia o amigos no están de acuerdo. Ellos pueden pensar que no es el momento adecuado, eres muy joven, o tu decisión simplemente no encaja con sus valores culturales.

Algunas cosas que debes tener en mente cuando te toca aceptar la desaprobación:

  • Recuerda que tu familia y amigos están tratando de hacer lo que ellos sienten que es lo mejor y seguro para ti, a pesar que que no te lo dijeran al tomar tu decisión inicial.
  • Escucha y piensa sobre sus inquietudes. Los familiares y amigos, casi siempre hablan de acuerdo a sus propias experiencias y pueden surgir inquietudes importantes que quizás no habías pensado previamente.
  • Habla con ellos acerca de sus inquietudes con calma y honestamente. Conversa estas inquietudes con tu pareja. Envolviendo a todas las personas que son importantes para la pareja en estos temas, liberará y calmará rápidamente cualquier temor o duda que tengan.
  • Habla con alguien que no esté involucrado en tu círculo y que te pueda dar otra visión de lo que está sucediendo, esta persona puede ser un consejero o terapeuta.

Si tu familia o amigos te recomiendan que no te muevas con tu pareja, porque ellos están preocupados por tu seguridad o tu salud, no está demás pensar y analizar lo que les preocupa. También aplica buscar una segunda y tercera opinión de un amigo no tan cercano o un terapeuta que no estén al tanto de la situación.  Recuerda que está bien cambiar de opinión si deciden no mudarse con su pareja inmediatamente.

Ajustarse a las nuevas condiciones

Como mencioné previamente, la vida de pareja cambia las dinámicas de una relación.  Comenzando con que compartirán mucho más tiempo juntos. Cuando esto generalmente es algo bueno, también puede generar y hacer surgir sus diferencias, al igual que los hábitos que puedan incomodarte de tu pareja.  Si no se corrigen estas diferencias de una manera sensitiva y cómoda, estas diferencias pueden apoderarse de ambos y causar mucha tensión en la relación.

Algunas recomendaciones para que te ajustes a tu nueva situación de vida:

  • Conversen acerca de lo que esperan al vivir juntos,  porque es muy posible que no siempre sean las mismas ideas, ni los mismos pensamientos. Hay algunos temas importantes a discutir, como la limpieza, el trabajo, los amigos y el dinero.
  • Continua viendo a tus amistades y ten tiempo por tu cuenta.
  • A pesar de que es cómodo estar en la casa juntos, asegúrense de que salgan de casa para hacer algo divertido, es importante que no caigan en una rutina.
  • Es importante que hablen de los problemas que puedan surgir. Si algo te está molestando, es posible que algo también le esté molestando a tu pareja.
  • Definan como manejarán sus finanzas. ¿Dividirán gastos por igual?, ¿Pagarán cosas por separados?. Es sumamente importante definir esto.
  • Si es posible tengan un espacio en su casa para estudiar, leer, divertirse o simplemente relajarse.

Si las cosas no funcionan

Escribir esto es difícil pero real. No importa que tan buena pueda ser tu relación, siempre hay probabilidades de que algo pase y tengas que cambiar de decisión.

A pesar de que no se ve como una posibilidad en este momento, tu relación puede que no funcione. Por esta razón, es una buena idea mantener algo de dinero en una cuenta en caso te tengas que separar.

También es buena idea mantener recibos de compras, porque compartir los gastos de una cantidad de artículos puede llevarlos a una disputa si se llegan a separar.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.

Escritor y Coach, Emprendedor, Ingeniero en Sistemas y Músico. Diplomado en Psicología Positiva.