celos
Los Celos

Los celos definitivamente forman parte de nuestra naturaleza. El lógico que al sentirnos amenazados/as por otra persona sintamos miedo y hasta un sentimiento más allá del miedo. Sin embargo hasta qué punto es “normal” y hasta donde se hace patológico? Esta línea es muy delgada y, aunque siempre nos digan que los que sienten celos son personas inseguras, siempre los sentimos igual aunque nuestra autoestima esté volando. Para nosotros, la mejor forma de aclarar las cosas es hablando el tema con la pareja. Explicarle que es lo que nos molesta y dejar la pena a un lado. Casi siempre en el caso de las mujeres, creemos que los hombres deben o suponen saber cuándo nos están causando celos con su actitud; sin embargo esto es un error. Hay hombres que aunque las mujeres se les desnuden delante, prefieren pensar que eso solo “moda”, antes de decidirse a creer que les están coqueteando. Es por esto que hablar y expresarnos es lo mejor.  Debes darte cuenta que cuando los celos que sientes son tantos que no piensas en otra cosa todo el día, o cuando no le das suficiente aire a tu pareja y esta se queja de ello, es el momento que hagas un alto y pienses que podrías estar sufriendo de celos patológicos. Es importante que busques ayuda, que hables y comuniques tu sentir, ya que una persona que padece de celos patológicos no es una persona feliz. Es una persona que siempre está en constante ansiedad y preocupación además afecta tu autoestima de una forma perturbadora y no te deja vivir plenamente. Además reflejas este malestar tanto que alejas a los que están cerca de ti y máxime a tu pareja quien al principio puede sentir los celos como una muestra de cariño, pero si son al extremo, puede llegar a cansarse de tu mal humor y enojo constante y al final, dejar morir la relación. Valora las cosas.

Por otro lado, haz ejercicios de relajación para disminuir la ansiedad que los episodios de celos causan en ti. Piensa que tú vales muchos y que si tu pareja está contigo es porque te quiere; ojo, no es que no sientas celos en lo absoluto, es solo que no sean al extremo. Trata tú de evaluar que pasa y por qué te sientes así. Háblalo con tu pareja y lleguen a un acuerdo. Por el contrario si tu eres la pareja de un/a celosa/o, debes entender que no es nada fácil lidiar con este sentimiento. Es muy difícil y a veces imposible si no se cuenta con las herramientas adecuadas o con la ayuda adecuada. Háblale a tu pareja y hazle ver que la amas, y que nada debe temer. Dale la confianza que necesita. Entiende que por unos meses hasta que sane, debes darle la seguridad que ella o el demanden de ti. Hay veces que sin querer causamos celos, por ejemplo cuando no prestamos el celular a nuestra pareja, esto es muy común en personas que algo ocultan; o cuando recibimos mensajes y llamadas en la noche tarde con la excusa que son clientes. Esto no está bien y si no son excusas y en verdad son clientes, debes darle participación suficiente para demostrarle que no estás haciendo nada malo.

Recuerda que la clave de todo es la comunicación.

Deja tu comentario…

Escritor y Coach, Emprendedor, Ingeniero en Sistemas y Músico. Diplomado en Psicología Positiva.