Las personas mentalmente fuertes, tienen hábitos saludables. Saben manejar sus emociones, pensamientos y comportamiento, de manera que se ajustan para tener éxito en la vida.

Mira detenidamente las cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen, para que tu también puedas estar mentalmente fuerte.

1. No pierden el tiempo sintiendo lástima de si mismo.

Las personas mentalmente fuertes no se sientan a lamentarse acerca de sus circunstancias o de como otras personas los han tratado. En vez de esto toman rienda y responsabilidad de su vida, aceptan y entienden que la vida no siempre es fácil y justa.

2. No ceden su poder.

Estas personas no permiten que otros tomen control de ellos y tampoco le ceden a alguien más las decisiones que deben tomar. No dicen cosas como “Mi jefe me hace sentir mal”, ya que entienden que sus propias emociones están bajo control y que pueden escoger como responder a las situaciones.

3. No le huyen a los cambios.

Las personas mentalmente fuertes no tratan de evitar los cambios. En vez de esto, le dan la bienvenida a los cambios positivos y tienen disposición a ser flexibles. Entienden que los cambios son inevitables y confían en sus habilidades para adaptarse.

4. No gastan energía en cosas que están fuera de su control.

Nunca escucharás a una persona mentalmente fuerte quejarse de el tráfico en la calle o de alguna demora con el equipaje en el aeropuerto. En vez, se enfocan en las cosas que pueden controlar en sus vidas. Ellos reconocen que en algunas ocasiones, la única cosa que pueden controlar es su actitud.

5. No se preocupan por complacer a todo el mundo.

Las personas mentalmente fuertes reconocen que ellos no necesitan complacer a todos todo el tiempo. No tienen miedo a decir no o a hablar cuando es necesario. Siempre tratan de ser gentiles y justos, pero también pueden manejar a las personas enojadas si no las pueden hacer felices.

6. No temen a tomar riesgos calculados.

Estas personas no toman riesgos tontos o imprudentes, pero no les importa tomar riesgos calculados. Las personas mentalmente fuertes pasan tiempo midiendo los riesgos y beneficios antes de tomar una gran decisión y además están totalmente informadas de las desventajas potenciales antes de tomar alguna acción.

7. No pasan el tiempo viviendo su pasado.

Las personas mentalmente fuertes no pierden el tiempo pensando en el pasado y deseando que las cosas fueran diferentes.

Ellos aceptan su pasado y pueden decir lo que aprendieron de allí. No reviven malas experiencias o andan fantaseando sobre los días de gloria.

En vez de esto, viven el presente y planifican su futuro.

8. No cometen los mismos errores una y otra vez.

Las personas mentalmente fuertes aceptan la responsabilidad de sus comportamientos y aprenden de los errores cometidos.

Como resultado, no se la pasan repitiendo esos errores una y otra vez. En vez de esto, siguen adelante y toman mejores decisiones en el futuro.

9. No recelan el éxito de los demás.

Las personas mentalmente fuertes pueden apreciar y celebrar el éxito de otras personas en su vida. No crean celos o se sienten mal porque otros los pasaron.

En vez de esto, reconocen que el éxito viene con un arduo trabajo y están a disposición de hacer lo que deban hacer para obtener su propio éxito.

10. No se rinden después de una primera falla.

Las personas mentalmente fuertes no ven el fracaso como una razón para rendirse. En vez de esto, utilizan el fracaso como una oportunidad de crecer y mejorar. Tienen la energía para seguir intentando hasta que lo logran. Te recomiendo leer 6 Formas poderosas para ser más persistente.

11. No temen al tiempo a solas.

Las personas mentalmente fuertes pueden tolerar estar solos y no le temen al silencio. No sienten miedo de estar solos con sus pensamientos y que pueden utilizar tiempo para ser productivos. Disfrutan de su propia presencia y no dependen de otras personas para entretenerse o sentirse en compañía.

12. No esperan resultados inmediatos.

Así sea que estén trabajando en mejorar su salud o buscando un nuevo trabajo, las personas mentalmente fuertes no esperan resultados inmediatos. En vez de esto, aplican sus habilidades y tiempo a lo mejor de ellos mismos y comprenden que un cambio real toma tiempo.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.