Es normal que los problemas de pareja aparezcan en la relación por distintas circunstancias o por no estar de acuerdo en algunas cosas.

En Psicología, los problemas de pareja sirven para dos cosas: una para fortalecer y mejorar la relación o la otra para dañar una relación por falta de comprensión y capacidad de mejorar los conflictos emocionales que se puedan presentar entre ambas partes.

Todo se debe colocar en una balanza, por encima de todo cuando hay problemas de pareja, debes recordar las cosas que aprecias y valoras de tu relación, no siempre vas a estar de acuerdo en todo y no todo en la relación va a ser felicidad.

Hay muchos factores que pueden crear conflictos tales como: estrés laboral, circunstancias familiares o personales, entre muchos otros que quizás pueden ejercer presión o pueden crear cierto grado de inestabilidad de la persona que está a tu lado y es aquí donde solo hay dos opciones: tratar de comprenderla y apoyarla a pesar de cualquier cosa y buscar soluciones, o crear más problemas de los que ya hay alrededor.

Siendo así, te presento 3 formas 3 formas para solucionar los problemas de pareja.

1. Recuerda la importancia de la comunicación

Tanto como tú y como yo hemos leído anteriormente en un montón de artículos lo importante que es la comunicación en las relaciones; ya que a través de una buena comunicación te evitas mal entendidos y puedes buscar soluciones.

¿Tienes idea lo que es ser transparente en la pareja? Si ya lo sabes, entonces perfecto. De todas formas continúa leyendo para ver si estamos sincronizados con tus pensamientos.

Honestidad: Pilar de solución para problemas de pareja

Ser transparentes es ser lo más honestos posibles el uno con el otro, nada de mentiras de ningún color y esto va de la mano con la comunicación.

Una de las cosas más importantes es la honestidad que haya en la relación, quizás hay cosas que debas saber cómo decirle a tu pareja, porque quizás puedan crear algún conflicto.

Dicho esto la comunicación en la pareja es muy relevante, anteriormente las parejas eran duraderas porque no se rendían ante cualquier obstáculo que se les pudiera presentar.

Al momento de elegir a alguien, esa persona se convertía en su mejor amigo, en su confidente, no había temores de hablar de cualquier cosa o de decir cómo se sentían en algún momento, se comunicaban todo.

En la actualidad estas cosas se han perdido y son muy pocas las personas que entienden el significado de esto, no todo es color de rosa en una relación.

Si te sentaras a conversar con una pareja de ancianos que lleva una eternidad juntos, no te dirían que nunca se maldijeron el uno al otro o que en algún momento sintieron que se odiaban, o que quizás no pensaron que la persona que estaba a su lado era la correcta.

Todo esto de seguro lo vivieron, pero en el fondo a pesar de esto, esa persona era su amiga (o), su novia (o), su amante, su compañera (o) de mil batallas, y entonces recordaban que fue lo que hizo enamorarse de esa persona y buscaban todo lo bello que los podía hacer sentir y recordaban que en un día pesado en el trabajo corrían a desahogarse, a comunicarse, a hablar de todo lo que pudo haber pasado durante ese día con su pareja; así fuera que en el momento no se comprendieran, simplemente escuchaban y se brindaban apoyo o consejos, aprendieron a cuidarse el uno al otro y comunicarse era la parte más importante entre ellos.

En fin, aunque a veces haya cosas que pensemos que es mejor no decir por no causar  incertidumbre en la otra persona, o pensar mejor no decir el problema por no querer preocuparla (o), esto simplemente no aplica, ya que la persona que realmente te ama, jamás tomará algo que te esté pasando como un fastidio, al contrario buscará la forma de apoyarte y de buscar una solución sin juzgarte, sin etiquetarte, y te hará ver cosas que quizás  a veces no podemos ser capaces de ver en el momento en que pasamos por algún conflicto o tribulación.

Comunicación es la base más importante de cualquier relación; sean amigos más que amantes, sean sus confidentes más que sus jueces; porque al pasar el tiempo lo físico y lo externo cambiará, los cuerpos envejecerán y solo esto quedará.

El ser compañeros el uno con el otro en las buenas y malas, es el pilar más importante para saber que aunque estés pasando por mil cosas, siempre podrás confiar en él o ella y que jamás esta persona soltará tu mano a pesar de cualquier obstáculo o circunstancia que les puede llegar en el camino. Recuerda que una buena comunicación es la base de una relación sana, próspera y libre de problemas de pareja.

2. Demuestra tus emociones y sentimientos

Definitivamente estamos en una época en donde por demostrar tus emociones o sentimientos te etiquetan y catalogan de miles maneras, te señalan, entre otras cosas, pero vayamos al grano, muchas de las personas que reprimen sus emociones o sentimientos no viven felices; sufren mucho más y se crean enfermedades o trastornos debido a esto. Hay numerosos estudios realizados que demuestran este hecho.

Dentro de una relación, a veces las parejas se reprimen de demostrar sus emociones o sentimientos porque quizás piensen que le harán un bien a la otra persona, o que le evitarán un daño o que demostraras debilidad o inseguridad.

Por ejemplo un hombre dice que no llora delante de su pareja porque esto lo hace ser débil, susceptible y emocional.

Independientemente si eres hombre o mujer, y tienes la emoción y el sentimiento de llorar, llora si tienes que llorar. No hay nada más hermoso en una pareja o relación permitirte demostrar tal como eres, con todas tus emociones y sentimientos, esto no te quita no ser un hombre o una mujer centrada (o) y segura (o), para nada, es demostrar ante los demás tu propia esencia.

Quizás muchos reprimen sus emociones o sentimientos ya que en su niñez no se les demostraba afecto alguno o sus propios padres o familiares los juzgaban y los reprimían por demostrar los mismos, les cortaban las alas; pero esto no quiere decir que no aprendan a hacerlo de adulto y mucho más estando en una relación.

Estando en una relación, ya sea que esté empezando o de años, no importa el tiempo que se tenga. Se debe expresar lo que nos gusta o no, nuestros miedos, temores o fantasmas, lo que nos da tristeza o alegría, nuestro agradecimiento, nuestros errores. Esto nos ayuda no solo a nosotros mismos sino a ambos como pareja a liberar y compartir nuestras emociones y sentimientos y de esta forma saber cómo gestionarlas.

Otra cosa muy importante es que a veces pensamos, que decir “Te Quiero” o “Te Amo” muchas veces la otra persona se va a aburrir.

Esto no es cierto. Ya sea tu pareja, tu amigo (a), tu madre, ellos necesitan saber cuánto le amas o le quieres, no hay que esperar la ocasión perfecta para decirlo o demostrarlo, la ocasión perfecta es día a día y aunque para muchos quizás esto es una ridiculez, el hacer esto le hará saber a tu pareja lo importante que eres para él o ella y no solo con palabras sino también con hechos, porque él o ella no tienen que adivinar ni mucho menos suponer tus emociones o sentimientos; eres tú quien se los tiene que hacer ver (con hechos) y hacérselos saber.

Si realmente quieres y amas a tu pareja, haz que él o ella lo sepa y esto va de la mano con la comunicación; si bien es cierto, que algunas veces por alguna circunstancia que se te haya presentado, no te puedas expresar como quisieras, pero para eso no existen solo las palabras; para eso existen los besos, un abrazo, escucharse el uno al otro, llorar en los brazos de tu pareja, darle la mano, acariciar su pelo y puede que no termine de mencionar todo lo que puedes hacer para expresar tus emociones o sentimientos con tu pareja y recuerda que estos son detalles que no cuestan nada y que a la vez llenan el alma.

Es trabajo de los dos saber expresar sus emociones o sentimientos porque esto los ayudara no solo como pareja y sino individualmente y darán un giro muy positivo en su comunicación y amplificara la solidez y la complicidad de la relación.

3. Recuerda qué conectó sus corazones y qué los enamoro

Luego de enfatizar bastante sobre la comunicación y las emociones o sentimientos, citaré algo muy esencial que quizás en algún momento muchos olvidamos; cuando conocimos a nuestras parejas algo nos conectó a ellos, algo nos enamoró, ¿cierto?

¿Qué fue lo que te hizo decir yo quiero estar con él o con ella el resto de mi vida?

¿Esa es la mujer o el hombre que quiero a mi lado?

¿Solo fue su cara bonita que te conectó con él o con ella o solo su físico?

Uno como ser humano sabe en lo profundo de su corazón cuando es la persona correcta y cuando es la incorrecta porque lo sientes en tu interior; entonces busca ahí en tu interior, en el fondo de tu corazón lo que te conectó de manera especial con ese ser, lo que te enamoró, lo que te hizo hacer poemas o dedicar canciones.

Es cierto que vivimos con un ritmo muy acelerado, lleno de estrés y de conflictos pero si hay alguien en este mundo que te da paz cuando estas con él o con ella entonces vale la pena recordar lo especial que te hace sentir esa persona.

Las relaciones en estos tiempos a veces pueden pender de un hilo, a veces suelen ser inestables por circunstancias externas o simplemente porque no hay amor verdadero; pero si realmente crees que es la persona correcta que merece estar a tu lado entonces lucha por ella, trata por encima de cualquier conflicto, poner esto de un lado de la balanza y del otro lado el problema, qué pesa más; la situación que están pasando o todo lo que te hizo querer o amar a esa persona. Haz esta prueba y saca tus propias conclusiones.

El cariño, el respeto, la aceptación, la comprensión son gotas mágicas en una relación, incluyendo como pilares lo que hemos citado anteriormente.

Imagina que estás en medio de una discusión con tu pareja y sientes que vas a explotar, pero en medio de toda esa disputa la miras o lo miras a los ojos por un momento sin decir absolutamente nada, y solo se abrazan y en ese momento te preguntas porque lo quieres o porque la amas, piensa lo que han pasado o planeado para poder estar juntos, así sea que estén empezando, o lo que ya tienen hecho de hace años, hijos si los hay, si él o ella te empuja a ser mejor persona; piensa en todo esto.

Créeme que por arte de magia tu ira, tu enojo, tu frustración o cualquier sentimiento reprimido desaparecerá y te preguntaras si realmente quieres que esta persona se aleje de ti o tú de ella y si no lo quieres así y la quieres o amas entonces lucha.

En efecto, puede parecer más fácil decidir echar todo a perder, porque hay obstáculos, porque hay conflictos. A pesar de lo que sientan el uno por el otro, no es lo más fácil.

Es muy complicado buscar soluciones, tratar de ponerse de acuerdo para beneficio de ambos, expresar sentimientos o emociones, comunicarse, hablar, poner las cartas sobre la mesa, decir lo que te hirió o lo que estás haciendo mal o viceversa.

Por esto es que en la actualidad hay muchos terapeutas, coach, psicólogos entre otros porque no somos capaces por nosotros mismos encontrar la raíz de las cosas y ver la luz en medio de la oscuridad y solucionar de la mejor manera los obstáculos y los problemas de pareja que puedan surgir.

Sin embargo, claro que podemos hacerlo nosotros mismos; somos tan capaces de todo pero a veces por nuestros propios temores, orgullo o por ego; preferimos dejar todo y no luchar, no intentar; para luego arrepentirnos de lo que pudimos haber hecho.

Los problemas de pareja siempre se darán, pero podemos lograr que se den de manera sana, poniendo en práctica estos tres pilares importantes en una relación.

No podemos decir que nuestras relaciones serán un cuento de hadas, que nunca tendremos problemas y que todo será paz y alegría, todo es equilibrio en esta vida y necesitamos un poco de todo.

Lo que si podemos hacer es que a pesar de cualquier circunstancia, problema o situación en nuestra relación como pareja aprendamos a superarlas juntos, porque si no eres capaz de superar algo pequeño imagínate si se presenta un conflicto grande en la pareja, no van a saber cómo actuar, ni siquiera lo van a intentar y echaran todo a volar.

Aprendamos de los viejos amores y aunque los tiempos hayan cambiado hagamos de nuestras relaciones algo verdadero y duradero.

El cariño verdadero, el amor verdadero se da muy poco en estos tiempos y los abuelos nos dicen quédate con quien haga tu mundo mejor y bonito, con quien te quiera como si fuera su propia vida, porque te amara de por vida y concluyo con esta frase, de la cual desconozco su autor pero dice lo siguiente:

“Si el amor llega a tus ojos, ¡Míralo! Si llega a tus manos, ¡Siéntelo! Si llega a tus brazos, ¡Abrázalo! Si llega a tus labios, ¡Bésalo! Pero si realmente llega a tu corazón, sujétalo a tu alma, amalo, cuídalo; porque el verdadero amor…es eterno.”

Así que si tu pareja es de las que te motiva a ser mejor, de las que te ama sin miedo, de la que ve en ti todo lo mejor a pesar de que tú a veces no lo vea, entonces tienes un tesoro hermoso por descubrir a tu alrededor.

Valdrá la pena superar cualquier obstáculo que se les presente porque ambos de la mano aprenderán y ambos como pareja crecerán y su relación a futuro se consolidará y a sus hijos buenos ejemplos le darán.

He aquí la magia de las relaciones, somos diferentes personas, cada uno perfecto de manera individual, dos mentes, dos cuerpos, seres perfectamente imperfectos pero cuando realmente se ama de una manera sana, madura, limpia crean a su alrededor una bella relación que por más tempestades que puedan pasar de una u otra forma lograran superar juntos.

4. Reflexiona acerca de cortar tu relación de pareja.

¿Vale la pena cortar una relación simplemente por no saber cómo actuar?

Si amas a alguien de verdad pregúntate si vale la pena “abandonar el bote” porque quizás no sepas cómo remar en las mareas altas.

Muchas veces los problemas de pareja aparecen para que se aprenda mutuamente a superar cualquier obstáculo o barrera que se pueda poner en el camino; porque las relaciones no son fáciles de llevar.

Cuando la pareja decide abandonar la relación de pareja, es un artículo que te puede interesar si en tus pensamientos reside la idea de cortar la relación de pareja.

 

Conclusión

Todo esto no sólo los ayudará a tener una relación mucho más sana, sino que los ayudará a tener una relación mucho más duradera, algo verdadero y estable.

Recuerden no son uno solo, son dos y como dos deben unir fuerzas, trabajar en equipo, construir cosas, y sobre todo como dos deben dar lo mejor de sí mismos para su relación y así evitar los problemas de pareja.