Sin duda alguna, las relaciones de pareja son algo que en la mayoría de las ocasiones, se disfruta, puesto que es sumamente gratificante contar con el apoyo, el cariño y el amor de una persona 24/7. Sin embargo, no siempre es así, en ocasiones pueden tornarse difíciles cuando las discusiones o los desacuerdos aparecen, pero cuando los ex’s aparecen, el asunto pasa a otro nivel.

Como personas con personalidades diferentes, es común que también tengamos ritmos diferentes para superar una relación. Algunas personas las superan más rápido que otras, todo depende de cómo se vivió esa relación para cada quién, sin embargo también están las personas que parecen quedarse estancadas en el pasado, y no logran avanzar una vez que la relación se ha terminado.

En estos casos pueden ocurrir dos escenarios, el primero, en el que la persona a pesar de no poder superar a si ex pareja intenta continuar con su vida y alejarse por completo (aunque sólo se quede en el intento), y el segundo, aquellas personas que hacen hasta lo imposible por recuperar a sus ex parejas, o por el contrario, hacen de todo para no verlos felices y lograr que sufran tanto como ellas.

Más aún, cuando la ex pareja ha continuado con su vida y tiene una nueva relación, es allí cuando más aparecen, incluso si ya tenían tiempo sin hacerse sentir. Pero, ¿por qué pasa esto? ¿A qué se debe? Y mucho más importante, siendo la nueva pareja ¿Cómo lidiar con ello?

Usualmente, cuando un ex aparece después de algún tiempo y especialmente cuando estamos en una nueva relación, es porque a pesar de los esfuerzos para continuar con su vida y superar la relación, aún no lo ha logrado del todo. Sin embargo, suelen ser personas muy orgullosas como para admitirlo.

Por ende, en lugar de admitirlo y a partir de allí sanar, buscan de cualquier manera causar molestia en la nueva relación de su pareja, quizás con la finalidad de hacer que se termine y que su ex pareja entienda de primera mano, cómo es que ellos se sienten. En ocasiones ni siquiera lo hacen con la intención de recuperar a esa persona, porque han entendido que no funcionan como pareja, sino simplemente para que no alcancen esa felicidad que ellos no han logrado alcanzar.

Y no necesariamente lo hacen desde la mala intención, a veces es sólo una forma de que hacerles saber al otro cómo se sienten. Sin embargo bueno, si bien es cierto que el hecho de que un o una ex aparezcan para dañar la nueva relación, es una situación que no tiene que afectarnos si no lo permitimos.

Lo primero a tomar en cuenta, es que antes de entrar en una relación con alguien, debemos estar seguros de que haya superado su última relación, y esto es más fácil de lo que parece. Como seres humanos, inconscientemente estamos enviando señales de cómo nos sentimos, así que sólo bastará con observar un poco más a esa persona con la que sales para darte cuenta si realmente ha olvidado a su ex.

Si suele mencionarlo(a) muy a menudo, o recordar constantemente momentos con esa persona del pasado y contarte historias, si a menudo compara lugares y experiencias que vive contigo con experiencias de su relación pasada, si su semblante cambia cuando habla de esa persona, pues muy probablemente aún siga enganchado(a) en esa relación.

Identificar esto será clave, puesto que estar en una relación con alguien que no ha superado a su ex, tarde o temprano terminará por arruinar la nueva relación. Muchos viven bajo la creencia de que al estar con una nueva persona podrán olvidar, pero eso de que un clavo saca a otro clavo no suele suceder, incluso lo que sí puede pasar es todo lo contrario.

Por otra parte, si te has asegurado de que tu nueva pareja ha olvidado a su ex, el asunto se torna más fácil. Recuerda que nada puede afectarte si tú no lo permites, así que asumir una actitud de seguridad frente a tu relación, te evitará muchos malos ratos.

Que la ex de tu pareja reaparezca es algo que no puedes controlar, puesto que no tenemos el control sobre las acciones de las demás personas, lo que sí puedes controlar es cómo reaccionas ante ello. Usualmente, cuando un o una ex reaparecen buscando dañar la relación, el dejar que nos haga daño y sobre todo el mostrarlo, tiende a alimentar su comportamiento.

Mientras que si por el contrario, lo ignoramos, en algún punto cesará en sus intentos puesto que no habrá logrado su cometido. Prestar atención a cómo reacciona nuestra nueva pareja ante los intentos de su ex también será de vital importancia. Si notamos que es él o ella quien le da más importancia de la que puede tener, y cede ante la conducta de su expareja, es momento de tener una seria conversación, porque quizás aún haya allí asuntos que resolver.

La comunicación es un punto clave. A veces, cuando nos encontramos en la posición de la ex pareja que es acosada, tendemos a ocultar esta información puesto que no queremos que nuestra pareja piense mal. Si esto te sucede lo mejor es conversarlo, el ocultarlo sólo logrará que tu nueva pareja sospeche y se cree dudas, y al final este tipo de situaciones siempre termina saliendo a la luz.

Sobre todo, porque a veces los intentos de la ex pareja no van dirigidos directamente hacia nosotros, sino hacia nuestra nueva pareja sembrando dudas y falsas creencias, por lo que comunicarse y hablar acerca de lo que está pasando será vital para mantener la nueva relación.

En estos casos lo mejor suele ser ignorar a esta persona que intencionalmente o no, busca hacernos daño. La conducta de los demás influye en nosotros hasta donde nosotros mismos lo permitimos, así que mientras no le demos mayor importancia, no podrá afectarnos.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.