Anuncio Publicitario

Cómo enfrentar la Dependencia Emocional

0
Dependencia emocional - Psicología en Acción

A menudo escuchamos de relaciones (o hemos estado en alguna) en la que alguno de los miembros de la pareja, depende emocionalmente del otro. Enfrentar la Dependencia Emocional suele ser un proceso complicado, porque no se trata únicamente de identificar el problema, sino además de entender que se trata de algo más allá que un simple apego.

La Dependencia Emocional se trata de aquella situación en una relación de pareja, en la que muy probablemente ya no hay amor, sin embargo se siente un apego tan significativo hacia la otra persona, que pareciera que nos vemos obligados a quedarnos en la relación aún y cuando sabemos verdaderamente que no nos hace bien.

Aunque parezca imposible, la Dependencia Emocional es algo más común de lo que creemos en las relaciones, y los ejemplos más claros son los de aquellas personas que están en una relación donde sufren maltrato físico o verbal, donde han soportado diversas infidelidades, donde su dignidad es irrespetada, y con todo y eso, deciden quedarse.

Como seres humanos, todos somos únicos, no hay uno igual a otro, tenemos nuestra esencia individual, más allá de nuestra necesidad de relacionarnos. Sin embargo, cuando decidimos quedarnos en este tipo de relaciones, no sólo nos estamos irrespetando a nosotros mismos, sino que además estamos perdiendo nuestra libertad individual.

Cuando existe esa Dependencia Emocional, usualmente es porque una persona entra en una relación teniendo aún asuntos personales pendientes por resolver, vacíos emocionales que intenta llenar con la presencia de la pareja.

En una relación de pareja sana, ambas personas se sienten bien consigo mismas, y completas, por ende de allí nace el amor. Cuando se tienen vacíos emocionales, y se entra en una relación, sin darnos cuenta lo que buscamos en la otra persona es que pueda llenarlos.

Enfrentar la Dependencia Emocional no suele ser fácil, sin embargo tampoco es imposible, aunque si toma bastante trabajo de nuestra parte. El primer paso siempre va a ser la identificación. Se trata de identificar si realmente lo que sentimos se trata de amor o si por el contrario más que amor es una necesidad aparentemente incontrolable de mantenerse unido a esa persona, allí hablamos de dependencia.

La dependencia puede confundirse con el amor, sin embargo, cuando hablamos de amor y hacemos el ejercicio de imaginarnos la vida sin esa persona, probablemente nos dolerá pero sabremos que podremos salir adelante. En la dependencia emocional, no es así, la sola idea de imaginarnos la vida sin esa persona nos genera ansiedad.

En segundo lugar, si has identificado que este es tu caso, buscar ayuda profesional siempre será beneficioso. Una persona dependiente, regularmente presenta problemas de autoestima, y quizás sus apegos no se hayan generado de forma segura, por lo que trabajar estos aspectos es de vital importancia para poder enfrentar la dependencia emocional.

Quizás sin le necesidad de recibir terapia psicológica o ayuda profesional podamos salir de la relación dependiente, pero si no trabajamos las causas, probablemente el asunto se vuelva a repetir en futuras relaciones.

Generar espacios de disfrute propio también puede ayudarte. Espacios de soledad en los que puedas concentrarte en ti mismo(a) y tus necesidades, e incluso buscar alguna actividad divertida que te genere placer. Lo importante es que sean espacios sólo para ti, que no involucren a la pareja, quizás donde puedas conocer personas nuevas.

De esta forma poco a poco comenzarás a entender que no necesitas de alguien que esté a tu lado 24/7 para vivir tranquilamente. El amor no es sufrido, no maltrata, no comete abusos, el amor se trata de dos personas que deciden por sí mismas unirse para construir una vida juntos, respetando siempre las individualidades del otro.

***Si te gustó este artículo, suscríbete a nuestro boletín semanal donde recibirás temas que son de tu interés, al igual que podrás colaborar con ideas y recomendaciones para nuestro equipo de escritores.

Para suscribirte completa el siguiente formulario con tu nombre y dirección de correo electrónico.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil