cómo desarrollar bondad

Si bien es cierto estamos en un constante estrés, de aquí para allá y muchas veces vivimos con muchas presiones por todos lados, diferentes situaciones, etc. Nos falta más como desarrollar la bondad. En los tiempos que estamos ves muy poco escuchar a alguien decir: Buen día o Buenas Tardes o un ¿cómo estás? O ayudarnos los unos a los otros. Vivimos acelerados tanto que nos olvidamos muchas veces de ser bondadosos hasta con nosotros mismos y por ende con los demás. Pero aún existen muchos que se detienen y se preguntan ¿cómo podemos desarrollar bondad a nuestro alrededor?

Pero… ¿Qué es la bondad?

La bondad es una virtud que está en cada ser humano, una inclinación a realizar el bien. Es una cualidad humana que refleja la verdadera esencia de cada ser hacia sus semejantes.

La bondad yace siempre dentro de ti, puedes llamarle sentimiento, principio o valor que te impulsa. La bondad te motiva o te lleva a hacer el bien hacia ti mismo y hacia los demás. Es lo que te mueve para realizar buenas acciones y tener buenas actitudes con los que te rodean.

Ser bondadoso no es solo es importante para nuestras vidas, sino también para nuestro cerebro. Estudios han  demostrado que cuando practicamos bondad se activa una región cerebral llamada córtex del cíngulo anterior. Esta nos hace poder experimentar sensaciones positivas en nuestro organismo y sobre todo tiene efectos positivos en las interacciones humanas. Entonces como podemos desarrollar la bondad en nosotros mismos y en los demás. Aquí te damos 3 claves importantes de cómo desarrollar la bondad a nuestro alrededor.

  1. Empatía

Sea empático con los demás y con usted mismo: No todos somos capaces de ponernos en la piel de otra persona o de comprender sus sentimientos. Solemos olvidarnos a veces de auto observar nuestros propios sentimientos. Practiquemos un poco más de empatía en nosotros mismos y hacia los demás. No juzguemos a las personas sin saber realmente quienes son o porque situación estén pasando. Cometemos el error de medir a las personas de una manera irracional y manejada por nuestro ego.

2- Pequeñas acciones

Practique la bondad con pequeñas acciones: Al realizar pequeñas acciones se estimula la bondad dentro de nosotros. Recuerda no necesitas de grandes cosas para activarla, basta un simple gesto como por ejemplo: ayudar a cruzar a una anciana la calle; estimulara la bondad hacia los demás. Pararte frente a un espejo y decir lo maravilloso que eres y cuanto te amas; estimulara la bondad hacia ti mismo.

3- Amor

Tener amor propio y amor hacia los demás: A veces el amor lo relacionan solo con amar a otra persona; y “amor” no es solo amar a nuestras parejas, familiares o amistades.  Amor es poder tener la capacidad de amar a todos a nuestro alrededor. Es demostrar con acciones nuestro amor propio y hacia los demás. Tener amor en tu corazón hace que puedas ver la vida de otra forma.  Recuerda que el amor no ve especie, color, sexo, cultura o religión.

El amor siempre te hace ver por el bien de los demás y el de ti mismo. Cuando eres un ser amoroso puede que pases por muchas circunstancias pero tu amor permanece intacto. Este tipo de amor que hace que en tu interior exista la bondad y que la lleves a los demás. Tu amor propio te rescatara de muchos abismos. Si eres bondadoso contigo mismo expandes esa bondad a todos los que están a tu alrededor. Logras ser siempre justos con los demás y sobre todo contigo mismo.

amor y bondad

La práctica de la bondad no solo crea cambios en los demás sino que genera cambios muy significativos y sobre todo positivos en ti mismo, te ayuda a nivel mental, emocional y espiritual. No solo crea buenos a nuestro alrededor sino que nos hace ser personas sanas internamente y felices a pesar de las adversidades.

Recuerda también que: La bondad te hace ser libre, confiar, ser honesto, prestar atención a ti mismo y a los demás.

Te hace ser humilde, paciente, generoso, respetuoso, flexible, leal y agradecido. Y muchas otras cosas más que la bondad aporta a tu vida cuando eres bondadoso.

Siempre tendrás altas y bajas pero cada uno de nosotros tiene el poder de transformarlo a favor nuestro.
Amante de la vida, Fundadora de Pedacito de Cielo, amar a los demás es un regalo hermoso que transforma todo lo que hay a nuestro alrededor…Escritora y emprendedora. No hay límite alguno si crees en ti. ¡Repara tus alas y vuela alto!